Home » Personalidades » Moraima Secada: inconfundible su voz y dramaturgia interpretativa

Moraima Secada: inconfundible su voz y dramaturgia interpretativa

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Moraima Secada, la Mora, inolvidable cantante cubana -ya desaparecida- dejó en el pueblo sólidos e imborrables recuerdos por su personalísimo estilo. Muestra de ello es la canción Perdóname conciencia, de la firma de Piloto y Vera y de la cual hace una irrepetible interpretación.
Moraima tuvo  destacada participación en agrupaciones femeninas, como la orquesta Anacaona y el cuarteto D’Aida. Fue, además, una probada intérprete del Feeling y una incomparable cantante.

Moraima Secada. Foto tomada de Internet

María Micaela Secada Ramos, Moraima para el público, nació el 10 de septiembre de 1930 en Santa Clara, ciudad en la que obtuvo sus primeros aplausos a los tres años de edad. Sus hermanas mayores la presentaron a un programa infantil en la emisora CMHI de su ciudad natal, donde obtuvo tales cumplidos.

En agosto de 1940, la familia se traslada a La Habana, donde Moraima -con 10 años de edad- se presenta al programa radial La Corte Suprema del Arte, de la antigua emisora CMQ, y mereció uno de los principales premios. Sobre 1945 también frecuenta la Casa del Compositor Jorge Masón, en la calle Marquez González, lugar donde t contacta con algunos iniciadores del movimiento del Feeling. Por esos años asistía a todas las descargas musicales, dando a conocer su extraordinaria voz.

En 1950 -con veinte años de edad- Moraima Secada se integra a la Orquesta Anacaona, y establece amistad con Omara Portuondo. Su estancia en esta destacada institución femenina le sirvió para su formación artística y disciplinaria, junto a su directora Argimira Castro. También viajó a varios países. En 1952 Aida Diestro organizó el cuarteto vocal Las D’Aida y Moraima fue de las escogidas, junto a Elena Burke y las hermanas Omara y Haydée Portuondo. Aquí La Mora afianzó su formación artística y permaneció hasta 1960 que se inició como solista.

Como solista Moraima Secada cosechó innumerables éxitos. El 26 de mayo de 1972 ofreció su primer concierto de 20 canciones en el Teatro Amadeo Rodán. A partir de entonces fue asidua su voz en los medios de difusión.
Con su inconfundible voz y dramaturgia interpretativa terminó por conquistar el gusto del gran público. Sin embargo, La Mora no abandonó del todo sus presentaciones en televisión, unida a Elena Burke y Omara Portuondo.

El 30 de diciembre de 1984 dejó de existir una de las voces más representativas del cancionero popular, privando de la simpatía de su fecunda vida artística a sus seguidores.

Por José Pendás

Dejar un comentario