Home » Literatura, MirArte » Poetas y poesía celebran en primavera

Poetas y poesía celebran en primavera

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

El 21 de marzo fue seleccionado hace algún tiempo como Día Mundial de la Poesía porque en esta fecha comienza la primavera en el hemisferio norte de nuestro planeta y casi todas las personas coinciden en señalar a dicha estación del año como la más hermosa, momento en que los árboles florecen, quedan atrás las nevadas, los intensos fríos, el sol es más cálido, las aves anidan y los enamorados toman las calles y parques por asalto; todo esto muy relacionado con el acto de creación poética.

Nicolas Guillén

Nicolas Guillén. Foto Internet

En Cuba, que es un eterno verano o mejor aún, una eterna primavera, esas condiciones son permanentes con mayor o menor intensidad, aquí hay motivos suficientes para tal festividad pues desde los tiempos fundacionales la poesía brota de todas partes y los poetas nacen todos los días.

Los poetas repentistas constituyen la expresión más espontánea y auténtica en el arte de versificar, por la manera en que muestran la idiosincrasia del campesino cubano y el asombroso dominio que poseen del idioma, sus giros y matices.

La poesía estuvo presente en las gestas independentistas del siglo XIX y también en el XX, cuando el mismo hombre que defendía la patria empuñando un arma también lo hacía con el verso.

Resulta difícil mencionar nombres en un país que es cuna de grandes poetas y trovadores. Cualquier persona se siente inspirada ante tanta belleza física y espiritual que deambula por nuestras calles, ante el embrujo colonial y bullangero que envuelve a los pueblos y ciudades o el verde tropical de los campos.

Pero hay autores imprescindibles que se han ganado un sitio especial como el de José Martí con su renovadora poesía finisecular; Rubén Martínez Villena con su verso encendido pidiendo una carga para matar bribones o Nicolás Guillén y su sabiduría para encontrar en lo negro y lo blanco la génesis de nuestra idiosincrasia mestiza.

Dulce Maria Loynaz

Dulce Maria Loynaz. Foto Internet

Siempre se recuerda en esta fecha a la Premio Cervantes 1992, Dulce María Loynaz, a quien precisamente la doctora Yolanda Ricardo, ensayista miembro de la UNEAC y Profesora Titular de la Universidad de La Habana, dedicará una conferencia el próximo 3 de abril en el centro capitalino que lleva el nombre de la insigne poetisa para conmemorar el vigésimo aniversario de otorgársele el más alto reconocimiento de la lengua española.

Poesía, versos, prosa poética, poemas, diversas nomenclaturas para nombrar lo que se hace cotidianamente en Talleres Literarios y Peñas de las Casas de Cultura Comunitaria de todo el país; los autores pueden ser niños, adolescentes, jóvenes o adultos que se nutren de sus motivos y vivencias en el afán de encontrar a la musa que los alienta e inspira; para todos hay espacio y oídos capaces de descubrir el talento de gran poeta que habita en corazones y mentes sagaces que aguardan su oportunidad los 365 días del año.

Por Omar Echevarría Rodríguez

Dejar un comentario