Home » Efemérides, Especiales » Niño Rivera: el padre armónico del tres

Niño Rivera: el padre armónico del tres

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Nacido el 18 de abril de 1919 en la capital pinareña, Andrés Echeverría Callava, más conocido como Niño Rivera y padre de la armonía en el tres, creció en el seno de una familia de ejecutantes de ese instrumento de cuerdas y de la guitarra, de la cual aprendió, llegando incluso a superar a sus maestros.

Niño Rivera: el padre armónico del tres

Niño Rivera: el padre armónico del tres. Foto Internet

Aunque esta gloria de la música popular cubana falleció hace 16 años en La Habana, exactamente el 27 de enero de 1996, todavía su labor artística continúa inspirando a muchos músicos dentro y fuera del país.

En cierta ocasión, siendo un niño, un familiar lo observó enredado con el tres de su tío Nicomedes, un instrumento que casi abarcaba su tamaño. Enterado su dueño, para aquietarlo o motivarlo, lo amenazó con llevarlo esa noche al ensayo y pararlo delante del Septeto Caridad, donde el tocaba. Se cuenta que el pequeño no se amilanó y aceptó el reto. Poco después los propios músicos aconsejaron al tío Nicomedes dirigir el grupo y poner de tresero oficial al prodigio de su sobrino.

En 1934 se trasladó a La Habana para ponerse en contacto con el movimiento inspirador del feeling. Dentro de ese grupo innovador creó un nuevo estilo de fusión que llamó Cubt-Bop, distinto al Cubop norteamericano.

En la capital actuó en la emisora radial Mil-Diez, pero lo que más hacía -por puro gusto- era tocar por toda la ciudad de forma bohemia. Formó también parte del Sexteto Boloña, destacándose en el por sus excepcionales cualidades de tresero.

Posteriormente pasó por el Sexteto Bolero, hasta 1945, en que creó su propia agrupación, la cual dirigió con acierto hasta el final de su vida.

Niño Rivera fue también un destacadísimo compositor. Autor de Melodías como Carnaval del amor, Monte adentro, Tú y mi música, son interpretadas aquí, allá y acullá, pero su más popular creación fue la titulada El Jamaiquino, muy versionada en Latinoamérica.

Por José Pendás

No se aceptan comentarios