Home » Revelaciones » Amado Dedeus: La Rumba nunca morirá, porque es Cuba

Amado Dedeus: La Rumba nunca morirá, porque es Cuba

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

En su casa de Ánimas 559, entre tumbadoras, cencerros, claves y chequerés, encontré  a Amado Dedeus Hernández, director de Clave y Guaguancó, un formato que contribuyó a que la rumba alcanzara la  Condición de Patrimonio Intangible de la Nación Cubana, otorgado recientemente. “El alto reconocimiento – dijo -  lo obtuvo por su legitimidad, las raíces ancestrales y el nivel de expansión en la isla y en otras latitudes, de lo cual nos sentimos orgullosos, no solo como rumberos también como parte del pueblo

¿Cuánto aportó Clave y Guaguancó para alcanzar esta condición?

Amado Dedeus Hernández, director de Clave y Guaguancó

Amado Dedeus Hernández, director de Clave y Guaguancó. Foto: María Regla Figueroa

Clave y Guaguancó durante muchos años ha trabajado para que la rumba no muera. En los albores de la Revolución, actuábamos en los lugares más recónditos del país, en el empeño por hacer de la cultura un derecho de todos. Hablo de Baracoa, La Sierra de los Órganos, El Escambray y Moa. Fue entonces cuando Clave y Guaguancó inició el camino hacia la propagación e inmortalización de la rumba junto con otros formatos: El Coro Folklórico, Voces del Caney, las Hermanas Martí, y las Tandas de Guaracheros, entre otros.

¿Cree usted que la rumba alcance la condición de Patrimonio de la Humanidad?

Si, ya se están preparando los documentos que avalan esa condición y próximamente serán presentados a la comisión evaluadora. Para ello se tiene en cuenta la extensión geográfica y aceptación alcanzada por el género. ¡Donde menos usted  imagina, se toca rumba!

¿Cuáles son los actuales designios de Clave y Guaguancó?

Nos presentamos regularmente en  Abaneciendo, el Piano Bar de la Casa de la Música de Centro Habana, aunque pensamos retomar la peña del Ambia en la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), donde estuvimos mucho tiempo. Por otra parte preparamos una peña en Las Palmeras de Tallapiedra, sin dejar de hacer las actividades en el Palacio de la Rumba

¿En los proyectos más inmediatos de Clave y Guaguancó está la preparación de niños y adolescentes en el arte de la rumba?

Tratamos  de hacer un grupo con niños del barrio de San Leopoldo, porque disposición y aptitud existe. Prueba de esto son los Festivales del Tambor que ofrece Giraldo Piloto, en el cual se presentan grandes talentos infantiles, afirmando que el relevo está garantizado.

Antes de la despedida en el umbral de su residencia, Amado, rumbero de la cabeza a los pies, sentenció:

Periodista, la rumba nunca morirá porque ella es Cuba.

Por María Regla Figueroa Evans

Dejar un comentario