Home » Revelaciones » Kcho: sin la Bienal de La Habana no seríamos lo mismo

Kcho: sin la Bienal de La Habana no seríamos lo mismo

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Alexis Leyva Machado Kcho es uno de los artistas de la plástica contemporánea cubana más prolíferos. No solo en los eventos realizados en Cuba, sino en grandes galerías y plazas del mundo, su obra se hace notar.

Alexis Leyva Machado Kcho

Alexis Leyva Machado Kcho. Foto tomada de CubaSí

Quienes lo conocen saben que cuando uno se acerca a él, además de amabilidad y disposición, siempre encontramos en su rápido hablar las ideas esenciales que resumen cualquier fenómeno sobre el cual lo interroguemos.

Para un creador que hecho de las Bienales de La Habana su propia casa y a ellas ha invitado a relevantes exponentes de las artes visuales de distintas latitudes, se imponía la pregunta:

Kcho, ¿qué ha sido para ti la Bienal de La Habana?

Sin ella todo sería diferente y no existiera, de la manera en que es hoy, el arte cubano. Es como un teorema de la física o la matemática, una fórmula y un resultado, porque una cosa ha llevado a la otra. A mí como artista me ha ayudado a crecer.

Este es un evento que busca la polémica y ya lleva casi 30 años…

A la Bienal le han vaticinado su destrucción infinidad de veces, al igual que a la Revolución Cubana, pero como es un fenómeno fundado y hecho por cubanos no hay manera de neutralizarlo.

Eso es algo que no hay ni que cuestionarlo, está en su esencia. El solo hecho de no tener todos los recursos nos hace más creativos, por eso debemos aprovechar cada cosa. Ahí está la clave.

La bienal ha atravesado por momentos muy difíciles de la economía cubana, pero siempre ha encontrado la manera de salir a flote renovándose, buscando algo diferente a los otros eventos que existen de su tipo en el mundo.

¿Por ejemplo?

Por ejemplo cuando no había dinero para hospedar a todos los artistas extranjeros que venían a exponer aquí y estos se quedaron en casas de vecinos de La Habana.

Eso no hubiera sucedido en otro lugar del mundo. Solo pudo haber pasado aquí porque es un evento que tiene detrás a gente como los cubanos, que somos únicos.

La Bienal de La Habana, a pesar de que fue silenciada por medios extranjeros, ha logrado en todos estos años hacerse conocer y ocupar un lugar en el arte contemporáneo en el mundo.

Lo mejor que tiene es que no se guía por el mercado como las demás. Se ha ocupado de buscar el talento en cada rincón, no precisamente en las galerías y, es gracias a ese trabajo de campo, que el evento ha llegado a donde lo vemos hoy.

Cuando Llilian Llanes, fundadora de la Bienal, dice que los artistas de hoy tienen que mirar al pasado, ¿a qué se refiere?

Hay que soñar mucho. Hay mucha gente buena ahora pero también la hay en años pasados. Hay que observar a los demás y trabajar con conciencia. Nosotros no vamos a inventar nada sino que debemos aprovechar la historia que nos precede. Un escritor me dijo una vez que las letras estaban todas ahí, y que solo había que saber colocarlas.

Creo que se trata de un concepto de respeto a la historia.

¿Qué nos propones en esta bienal?

El David, parte de la obra Sacrificio en la encrucijada, está expuesto en el teatro García Lorca. También tengo una obra en La Cabaña, invito a todos a que vayan a verla.

Por  Elizabeth López Corzo
Tomado del Portal de CubaSí

Dejar un comentario