Home » Personalidades » Manuel Corona: uno de los grandes de la trova tradicional cubana

Manuel Corona: uno de los grandes de la trova tradicional cubana

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

El compositor, guitarrista y cantante Manuel Corona, autor de Longina, Mercedes y Santa Cecilia, entre otros, y uno de los grandes de la Trova tradicional cubana, nació el 17 de junio de 1880 en el poblado villaclareño de Caibarién.
Una vez concluida la Guerra de Independencia contra la metrópoli española, vino a vivir a la capital, ejerciendo el oficio de tabaquero. Aprendió a tocar la guitarra y comprendió que ese era el camino a seguir. Sus primeras actuaciones se desarrollaron en las llamadas zonas de tolerancia, donde coincidían personajes del llamado bajo mundo habanero
Iniciado el siglo XX viajó a Santiago de Cuba, donde estableció contacto con un grupo de trovadores que por entonces llamaban boleristas, puesto que era el género de moda
Se conoce que gustaba reunirse en tertulias y peñas con familiares y amigos, haciendo gala de dotes musicales y de composición. También ha trascendido que fue un hombre solitario, que no se casó ni tuvo hijos, no relacionándose íntimamente con las mujeres a las que cantó, aunque fueron sus amigas. “Era un mítico que mira y no toca”, han escrito quienes lo conocieron, “o que uniendo otros corazones, no pudo encontrar uno afín al suyo”.
Igualmente fue un destacado creador de obras con dos textos para ser cantadas a la vez.
Tuvo una humilde vida a pesar de su reconocida calidad y prolijo quehacer en la composición musical. Además de tabaquero, como ya hemos dicho, tuvo que limpiar zapatos para subsistir. En Santiago de Cuba conoció Corona a los cantores, devenidos con el tiempo trovadores, de donde bebió, de primera mano, la forma de interpretar el bolero oriental.
Falleció el 9 de enero de 1950 en un pequeño y humilde cuartico, en la Playa de Marianao, sumido en la más atroz miseria, pese a haber sido uno de los grandes trovadores cubanos, a la par de Sindo Garay, Rosendo Ruíz o Alberto Villalón. Por eso en su natal Villa Clara los más jóvenes creadores lo recuerdan en los festivales Longina, nombre de una de sus más representativas canciones, organizado por la Asociación Hermanos Saiz y el sectorial de Cultura.

Por José Pendás.

La canción Longina inmortalizó al compositor cubano Manuel Corona.

Un afamado de la música cubana: Manuel Corona

Dejar un comentario