Home » Cadena Exclusiva » Marta Valdés más de medio siglo de historia musical

Marta Valdés más de medio siglo de historia musical

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

La cancionística cubana ha encontrado en ella una genuina representante de su época y una artista  inclaudicable en su estilo. “Su música tiene la nitidez del agua corriente, la fuerza de un pensamiento recio y sin dobleces, la puntería de un arco cuya flecha llega al mismo centro de la sensibilidad”.

Nacida en La Habana el 6 de julio de 1934, Marta Valdés comenzó su andar por la música como una mujer con deseos de expresarse cantando. En cuanto pudo entrar en contacto con los pioneros del feeling, se dio cuenta de que estos, a quienes profesaba el mayor respeto, eran sus cómplices. Y ello la impulsó a componer y a cantar en los espacios que se fueron abriendo.

Su debut en la radio como intérprete de sus propios temas aconteció 1958 y al año siguiente la televisión le abrió sus puertas. También por esa fecha,  se realizó el primer concierto dedicado a sus canciones, donde participaron varios intérpretes. Por si fuera poco, en el propio 1959 Marta Valdés debutó con sus escritos sobre música popular y varias de sus canciones resultaron seleccionadas por periódicos y revistas entre las mejores del año. Cuando supo que la composición era su sino dentro de la música, creó temas que enarbolaban intrincadas armonías con la savia de la más antigua canción nuestra, junto a un empeño por descubrir el misterio de los acordes de los días por venir.

El cuidado de los textos constituyó uno de los más conocidos aportes del feeling a la cancionística cubana.

Marta Valdés, compositora cubana

Marta Valdés más de medio siglo de historia musical. Foto tomada de Internet

Marta Valdés tomó en cuenta esa propuesta artística. Y a partir de ella, logró una expresión poética muy suya. Canciones de arquitectura bella y difícil en el plano musical, se resolvieron en letras cual metáforas de las más sencillas conversaciones.

Marta Valdés descolló muy joven en el panorama musical cubano para imponerse tempranamente con sus boleros que cantaban al amor con una ternura y una autenticidad que ganaron la complicidad de todos. Al feeling, ese movimiento liderado por los hombres, ella aportó la nota de la mujer. Sin embargo, ajena a servilismos o militancias feministas, en sus piezas late el reclamo de una igualdad que empareja a los seres humanos al margen de su sexo o tendencia erótica. De ahí que sus obras hayan sido y sean interpretadas por hombres y mujeres de todas las generaciones y líneas estéticas.

Musicalmente heredó la fuerza de la trova tradicional, aunque se abrió a tendencias como el jazz, la canción francesa  y el bossa nova brasileño, que cobraban vida en sus inicios musicales.

De ahí surgió una expresión sui géneris que ha trascendido el bolero o la balada para abrirse a otros géneros y ritmos de nuestro patrimonio musical como la criolla, la habanera y lo afro. Tal vez por eso Marta Valdés no solo ha tenido la dicha de cantar sus temas de la manera más cautivadora, sino disfrutar además la posibilidad de escucharlos al estilo de otros destacados intérpretes… Sirvan como ejemplos los nombres de Fernando Álvarez, Vicentico Valdés, Elena Burke, Miriam Ramos y el cuarteto Sexto Sentido.

Sin olvidarnos de Sara González, con la que Marta Valdés compartió además el proyecto de la serie discográfica Cantos de mujer. Y en cuanto a músicos foráneos podemos mencionar a los españoles Chano Domínguez, Martirio y Raúl Rodríguez que igualmente se han interesado en el catálogo autoral de Marta Valdés.

Numerosos son los temas que conforman el quehacer composicional de Marta Valdés.

Recordemos títulos como No es preciso, Tú dominas, No te empeñes más y Deja que siga sola. Pero también son obras de su autoría, Tú no hagas caso, Si vuelves, Hay todavía una canción, En la imaginación, Tú no sospechasCanción eterna de la juventud…Sin olvidarnos, del son montuno Sorpresa de harina con boniato, que popularizó Pacho Alonso y Los Bocucos en 1960.

A muchos sorprende que una obra como esta última pertenezca a la autoría de una mujer asociada siempre a lo romántico, bien «alejada» de lo bailable y de su bullicio. Sin embargo, en este SON Marta Valdés expresa su acendrada cubanía, la plenitud y gracia de lo cubano de todos los tiempos. Intérprete y compositora, Marta Valdés es también una síntesis de lo cubano, de ese que defiende su manera de ser y pensar sin mirar atrás. Algunos la han llamado sensitiva, pero es mucho más certero calificarla de sensible, porque así asume el contexto en que vive y compone Marta Valdés.

Y precisamente esa sensibilidad le ha permitido crear una obra extensa y sorprendente que fue galardonada en 2007 con el Premio Nacional de Música. Con su ejemplo de más de medio siglo de canciones, Marta Valdés nos obliga a defender la cultura cubana desde el terreno de la sencillez y bajo el amparo de la espiritualidad de los mejores guardianes de nuestra identidad.

Por Grisel Chirino

En Audio:  “Canción desde otro mundo”, en la voz de Miriam Ramos.
Autor: Marta Valdés

Dejar un comentario