Home » Eventos Culturales » Rutas y andares, entre lo más buscado en el verano

Rutas y andares, entre lo más buscado en el verano

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Rutas y Andares para descubrir en familia, programa recreativo cultural que organiza la Oficina del Historiador de la Ciudad, en esta capital, se sitúa en este verano entre las preferencias del público.

Rutas y andares, verano

Rutas y andares, verano. Foto tomada de Internet

Con más de 30 talleres para niños y adolescentes, y las tradicionales visitas a sitios históricos de La Habana Vieja, este proyecto gana en ampliación y seguidores, y sumerge la centenaria ciudad bajo una especie de exploración gigante donde la familia cubana lleva lupa en mano.

Este año los ruteros han podido optar por tres recorridos especiales, el martiano, romántico, y arte contemporáneo, donde se ha instituido un sistema que hace más interactivo el paseo y viabiliza la interrelación del espectador con la historia contada por la arquitectura.

Pero es innegable que entre los más atractivos paseos por la urbe, sobresale la Ruta por el Museo de la Ciudad, donde se estableció un servicio de audioguías con el apoyo de la información grabada sobre las galerías y salas de exposiciones permanentes, y de algunas de sus piezas más relevantes.

Dariana Rodríguez, comunicadora del programa, informó a la AIN que “en el presente mes se proponen recorridos diarios diferentes, pues a estos se van sumando los eventos que están aconteciendo en las instalaciones a visitar”.

“La iniciativa de imbricar al público con las disímiles actividades, responde a las peticiones de muchas familias que desean participar, así como a la necesidad de acercarse creativamente al patrimonio histórico-cultural atesorado en la zona”, precisó.

Con muy buena aceptación, además, se mantiene en algunos recorridos el servicio de interpretación para personas sordas, además de los paseos virtuales para el público de la tercera edad, que muchas veces no puede culminar todo el trayecto.

Surgido en 2001, este proyecto propicia el acercamiento de la familia cubana tanto a los museos, depositarios de parte de la riqueza patrimonial, como a las realidades prácticas nacidas dentro del proceso de restauración de la Habana Vieja.

Fuente: CubaSí
Tomado del Portal de Cubarte

Etiquetas:

No se aceptan comentarios