Home » Cadena Exclusiva » La interminable vocación de cantar a la Patria

La interminable vocación de cantar a la Patria

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Los cubanos llevamos la Revolución y la música en el alma. Hemos vibrado de emoción ante canciones que tocan hondo la fibra patriótica interior de sus creadores y de todo el pueblo que las disfruta. Recordar hoy algunos de esos temas se me  torna deuda en esta fecha alegre para quienes aquí nacimos porque se han transmitido de generación en generación.

Fidel Castro en el Turquino

Fidel Castro en el Turquino. Foto tomada de Internet

Recuerdo como mi madre entre tantas canciones que me cantaba me repetía… “Allá en el año 95/ y por las selvas de Mayarí/una mañana dejó el bohío/ y a la manigua salió un mambí…” Un día triste cayó a mi lado/ Su hermoso pecho sangrando ví/ y desde entonces fue más ardiente/ Cuba adorada mi amor por ti. Entonces no sabía que esa criolla con versos de Sergio Lavilla había sido musicalizada por el camagüeyano Luis Casas Romero ni que se había alistado con 15 años en el Ejército Mambí. A él debemos esta canción, hermosa y patriótica, que hoy nos sigue convocando.

La Revolución ha inspirado siempre. Influyó en el pueblo. Carlos Puebla, lo dejó explícito en sus canciones-crónicas, citemos por ejemplo la antológica Y en eso llegó Fidel: “Aquí pensaban seguir/ ganando el ciento por ciento/ con casas de apartamentos/ y echar al pueblo a sufrir/ Y seguir de modo cruel/ contra el pueblo conspirando/para seguirlo explotando…/ y en eso llegó Fidel/ Se acabó la diversión,/ llegó el Comandante/ y mandó a parar…” Canciones como La Reforma Agraria, Duro con él, Ya ganamos la pelea, Son de la alfabetización hicieron de Carlos Puebla el embajador de la obra revolucionaria. Y en los hogares de este archipiélago se repetían sus temas con orgullo y dignidad.

“Oye, tu que dices que tu patria no es tan linda/Oye, tu que dices que lo tuyo no es tan bello/ yo te invito a que busques por el mundo/, otro cielo tan azul como tu cielo./Una luna tan brillante como aquella,/que se filtra en la dulzura de la caña/ Un Fidel que vibra en la montaña./ Un rubí cinco franjas y una estrella/ Cuba que linda es Cuba/ quien la defiende la quiere más. ¿Qué cubano no ha entonado este antológico tema de Eduardo Saborit? ¿Cuántos no hemos llorado de emoción ante tanta grandeza y verdad?

Desde  el estreno de “Cuba que linda es linda es Cuba” el 23 de agosto de 1960, en el acto de constitución de la Federación de Mujeres cubanas, comenzó a recorrer el mundo para quedarse como un símbolo de cubanía.

Canto y llanto de la tierra/ canto y llanto de la gloria…otro tema inolvidable: Girón: la victoria, que inmortalizó en su voz Sara González. Canción que refleja la victoria de nuestro pueblo en la epopeya de abril de 1961. Girón: la victoria, un tema que se ha escuchado por más de 35 años y que nadie podrá cantar como ella ese himno a la Revolución.

Hoy hemos hablado de canciones que forman parte del patrimonio de la nación  y entrañables para todas las generaciones de cubanos porque son auténticas joyas musicales y símbolos de cubanía.

Siempre valdrá la pena cantar del corazón a la Revolución, a los héroes, a Fidel, a la tierra en que nacimos y sus bellezas naturales, a la palma real, la bandera y otros símbolos, al amor porque cantar a la Patria será siempre una interminable vocación.

Por  Grisel Chirino

Dejar un comentario