Home » Revelaciones » Larramendy: El editor radial tiene que ser un artista

Larramendy: El editor radial tiene que ser un artista

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Yo estoy en la radio cubana desde que se grababa en alambre de acero, luego llegó la cinta magnetofónica soportada en papel Craft  alemán, muy duro. Más adelante el acetato. Después la cinta de poliéster que te daba más seguridad, y en la actualidad el sistema digital. Ahora Tengo 73 años.

Ángel Larramendy:maestro de la edición radial cubana.

Larramendy fue editor de Nocturno, uno de los estelares programas musicales de Radio Progreso.

Quién así se expresa es Ángel Román Larramendy León, reconocido editor y realizador de sonido de la Radio Cubana.  Comenzó a laborar  en la antigua emisora CMKX, hoy Radio Bayamo. En 1959 viaja a La Habana, donde labora como operador de audio suplente y en los trasmisores de Radio Continental, Radio Mambí, Radio García Serra, Radio Salas, Radio Capital Artalejo y  Radio Popular.

En 1963 integró la plantilla de CMQ Radio como Operador de Audio, tras haber ganado esa plaza en un concurso, cuya prueba –subrayó- era grabar un capitulo de la novela La isla del tesoro adaptada por el poeta José Ángel Buesa.

En el año 1968 grababa varios espacios con grandes directores de la Radio Cubana. Trabajaba con la locutora Marta Jiménez Oropesa, con Carlos Paulín, Oscar Luis López y Edwin Fernández, lo que fue una gran escuela, recordó el también fundador de los salones de la Radio en el Palacio Central de Pioneros “Ernesto Che Guevara”, donde fue profesor de grabación y edición durante dos años.

Durante seis años fue el editor del estelar programa musical Nocturno. También desempeño tal función en la Discoteca Popular, conducida por el locutor Eduardo Rosillo. Ambos espacios en la emisora Radio Progreso.

Para nuestro entrevistado, que seleccionó temas musicales para apoyar la tramas en documentales radiales, cinematográficos y telenovelas, un grabador de música lo primero que ha de tener es buen oído musical y en segundo lugar saber lograr un trabajo de calidad, una buena mezcla.

Sobre la importancia de la edición precisó: el editor es el que le da ritmo al trabajo sin apresuramientos ni cortes innecesarios, el editor tiene que llegar a ser un artista, porque sino es una persona que solo corta y pega.

En nuestra conversación le pregunté cuanto ganó la radio en su paso del sistema analógico al digital: con el digital la radio ganó mucho. Ganó en tiempo de realización. El sonido analógico tiene su encanto es completamente distinto, es mágico trabajar con cinta. Actualmente hay programas digitales que ya tienen una calidad enorme y se van por encima de la cinta.

Para la audiencia y los cibernautas de Radio Cadena Habana, Larramendy reveló:

La radio es mi vida. A los 15 años de edad  comencé en esta rama. Llevo 45 en Radio Progreso y si no hubiera amado este proyecto me hubiera ido. Sobre el futuro, en ocasión del aniversario 90 de la Radio Cubana, auguró: avanzará con pasos seguros en busca de mayor calidad, con perseverancia y el tesón en el trabajo.
Por Nancy Lescaille Torres.

No se aceptan comentarios