Home » Especiales, MirArte, Música Cubana, Personalidades » El Comandante de la música cubana

El Comandante de la música cubana

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark
Bookmark this on Livedoor Clip
Share on FriendFeed

Acercarse a la obra autoral de Juan Almeida Bosque es descubrir a un prolífero compositor, pues registró cientos de piezas musicales aunque la mayoría no fueron grabadas.

Comenzó su andar por el mundo del pentagrama siendo apenas un adolescente. De esa etapa de su vida datan sus primeras composiciones musicales, pese a que nunca fueron interpretadas.

Guadalupe, conocida también como La Lupe tiene el mérito especial de ser la primera de sus obras ejecutada públicamente, y es además la más famosa de sus composiciones.

Concebida y escrita en México refleja dos elementos claves que marcaron la obra autoral de Almeida: el gran amor hacia la mujer y hacia la tierra en que nació.

La Lupe está inspirada en una joven mexicana, pero devino homenaje a la Virgen de Guadalupe, a la mujer mexicana en general y al deber que llama para ser cumplido, como reza en sus estrofas.

El Comandante Juan Almeida Bosque

El Comandante Juan Almeida Bosque

Como todo compositor  escribió sobre sus vivencias y lo que observaba. Su estancia en tierra azteca le aportó la influencia de importantes autores de ese país y en particular de Agustín Lara. De ahí que La Lupe quedara registrada como bolero ranchera en octubre de 1960.

Aunque fue compuesta en México, Almeida agregó una parte del texto al original durante la travesía del yate Granma. Sin embargo, al desembarcar en Las Coloradas, llevaba la letra en un bolsillo y el papel se mojó, de manera que tuvo que rehacerla un tiempo después.

Durante los días de la Sierra Maestra, un expedicionario conocido por Betico cantó La Lupe muchas veces para los guerrilleros. Pero la primera en interpretar el tema para el gran público fue Amelita Frades, luego de que Enrique Lazaga, el director de la Orquesta Ritmo Oriental, hiciera la transcripción para piano. La grabación del emblemático tema tuvo lugar en los estudios de Radio Progreso. Y aunque Amelita Frades también interpretó otras obras de este autor, fue La Lupe la que caló más hondo en el pueblo cubano, y la que lo dio a conocer públicamente como compositor.

Luego de su estreno, La Lupe estuvo presente por mucho tiempo en todas las estaciones de radio, compartiendo la preferencia de los oyentes con otros números muy populares del momento.A partir de entonces también se sucedieron las versiones de la pieza, tanto cantadas como instrumentales, lo mismo por cubanos que extranjeros. Sin embargo, entre estas últimas las más recordadas son las de la mexicana María de Lourdes y el argentino Cacho Tirado.

Justo es reconocer que existen numerosas piezas de corte romántico que también forman parte del catalogo autoral de Juan Almeida. De hecho, otros temas suyos que han gozado de amplia difusión dentro y fuera de Cuba son: Es soledad, Mejor concluir, Ese camino largo, Decide tú y Mejor diciembre. Pero no son los únicos, pues a ellos se suman Me acostumbré a estar sin ti, Con juventud y experiencia, y Quisiera enamorarme, junto a otros.

En cuanto a los intérpretes de su música romántica no son poco los cubanos que han incorporado a su repertorio las composiciones de este prolífero creador. Entre ellos figuran reconocidos cantantes como Beatriz Márquez, Farah María, Pacho Alonso y Fernando Álvarez. También Omara Portuondo, Elena Burke, Ela Calvo, Kiki Corona, Héctor Téllez y Haila María Mompié. Y no faltan en esta lista algunos cantantes foráneos como el español Luis Gardey y la dominicana Sonia Silvestre.

Juan Alemida Bosque: El Comandante de la música cubana

Juan Alemida Bosque: El Comandante de la música cubana. Foto Deena Stryker

Otra importante arista en la creación musical de Juan Almeida es la música popular bailable. Varias de esas piezas integran desde hace mucho tiempo el repertorio de las más importantes agrupaciones cubanas: Conjunto Sierra Maestra, Los Van Van, NG La Banda y Adalberto Álvarez y su Son. Pero la lista la engrosan igualmente Elio y Elito Revé con su Charangón, Irakere, la Orquesta Original de Manzanillo, Dan Den y La Charanga Habanera.

En esta vertiente existen un buen número de composiciones, muchas de estas conocidísimas muy conocidas: Dame un traguito y Qué le pasa a esa mujer, aunque hay otras que también han interpretado destacadas agrupaciones cubanas.

Te canta mi tambor, Déjala que baile sola, La chica nica, Lo que te dice un guajiro y Una manera mejor, Por teléfono, Soy santiaguera, ¡Ay que jalao y El campesino José.

Con la mano extendida es un cancionero que recoge 100 de las tantas composiciones dejadas para la posteridad por el desaparecido Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

Muchos nos sorprendimos, luego de descubrir que detrás de tanta maravilla estaba la enorme sensibilidad de un combatiente eterno de la Revolución. Así sucede con Mejor concluir, tema que lleva su firma y del cual Beatriz Márquez hizo una antológica interpretación… Aunque mucho más sorprendente es que Marinero quiere ser también es de su autoría, pues su huella como compositor ha quedado incluso en el cancionero infantil.

También nos legó varias composiciones de carácter patriótico como Aquí juramos, Cualquier lugar es mi tierra, la marcha Unidos Venceremos y las elegías dedicadas a José Martí, Ignacio Agramonte y Antonio Maceo.

Las composiciones de Juan Almeida, el comandante cubano, han sido incluso versionadas al género de los virtuosos porque así puede calificarse al jazz, donde existen versiones de algunos de sus títulos como Esta noche me voy, Cualquier lugar es mi tierra y Es soledad, Cómo le explico yo a mi corazón, Un beso de recuerdo y Este camino largo. Todos estos temas están contenidos en el CD Mi música, grabado por El Greco y su quinteto TOP SECRET en 1995.

Mención aparte merece el maestro Frank Fernández, quien desde el piano ha recreado algunos de los temas de Juan Almeida de manera instrumental. El violinista foráneo Igor Frolov también trabajó con la música de Almeida. Este notable instrumentista le realizó varios arreglos para violín solista y piano acompañante, de lo que resultó un CD y un libro con las partituras musicales.

Desandar la extensa obra autoral de Juan Almeida Bosque es descubrir que hemos crecido. Con su música permanece junto a nosotros.

Por: Grisel Chirino

Silvio Rodríguez – “La Lupe”

Dejar un comentario